Este año nos hemos juntado 38 familiares, entre niños desde 1 hasta 10 años y adultos cuarentones... Y lo hemos pasado genial!!
Descubrimos las Cabañas de casa Fausto y fue un acierto, espaciosas, cómodas y muy bien equipadas, no falta de nada.
La amabilidad de Elena y Eduardo nos hizo todo mas fácil y es que organizar para tantos es complicado si no tienes buenos colaboradores y ellos lo son, preocupados en todo momento por nuestras necesidades y con mucha paciencia con tantos como éramos.
Lo espectacular del sitio no son solo las vistas de la sierra y el olor a jaras y enebro que se respira, sino la llegada de la noche que sorprende a todo el mundo con un cielo tan lleno, lleno de estrellas que deja a todo el mundo boquiabierto, como es posible si en la oscuridad de la noche parecía que podías tocarlas!! Simplemente maravilloso!.
Un lugar para volver y soñar, eso si la próxima con un telescopio....
Casa Fausto esta genial, rozando las estrellas.
Un saludo para Elena y Eduardo.

0
0
0
s2smodern