Como cada año nos reunimos unas 40 personas, entre niños de 8 para arriba y padres de 50 para abajo (jo, jo).
Este año hemos aterrizado en Casa Fausto, ha sido todo un acierto, la casa, barbacoa, el entorno.... pero sobre todo, la atención de Edu y Elena que nos han permitido estar como en nuestra propia "peña". Tienen todo muy bien montado, y eso que éramos un montón, los niños contentos, pero los padres más, todo una una aventura, como la excursión del domingo, un geocaching que nos hizo disfrutar a peques y mayores como locos. La relación calidad-precio indiscutible.
Queremos repeti r!!! (si la autoridad y los dueños lo permiten)
Un abrazo, que esperamos darlo en persona

0
0
0
s2smodern