En estos tiempos en que todos vamos corriendo, hay que darse una tregua y buscar un sitio para un relax del espíritu y del cuerpo.
Ese sitio lo hemos encontrado en Casa Fausto en plena sierra de Gudar y en contacto total con la naturaleza, la tranquilidad, el cantar de los pájaros al despertarte y la visión de las estrellas al acostarte, es un espectáculo que no se puede olvidar.
Y para satisfacer al cuerpo esos guisos de Elena que con tanto mimo prepara y esos consejos de Eduardo para encontrar esas actividades que la naturaleza te reserva y que no puedes perderte.
Os aconsejo que no olvideis el nombre "CASA FAUSTO" en Formiche Alto hay que visitarlo, no os arrepentireis.
Gracias Elena y Eduardo, sois magníficos.

 

0
0
0
s2smodern